Jazzmeia Horn - A Social Call

Jazzmeia Horn - A Social Call

Si su nombre nos indica que Jazzmeia Horn estaba destinada a ser cantante de jazz, no fue hasta una edad avanzada (dentro de su juventud) cuando la norteamericana se decantó por esos ritmos. De niña y adolescente, el jazz era el último estilo que pasaba por su cabeza para cantar. Toda su familia fue parte del coro y la banda de la iglesia, incluyendo a su abuela, una gran amante del jazz. Pero fue el descubrimiento de la cantante Sarah Vaughan el que primero impactó y posteriormente enganchó a Horn.

En 2013, después de ganar tres premios de la revista DownBeat, Horn ganó el premio Internacional de Jazz Vocal Sarah Vaughan y, dos años más tarde, el premio Internacional de Jazz Thelonious Monk Institute en Los Ángeles. Este último le dio un premio en metálico y un contrato de grabación con Concord, una subsidiaria de Prestige, la misma etiqueta que firmó a John Coltrane, Sonny Rollins y Miles Davis. De ese contrato nació A social call.

El disco cuenta con una decena de composiciones, la mayoría estándares, que arrancan con la emocionante Tight de Betty Carter, toda una declaración de intenciones, pues Jazzmeia siempre ha admirado a Carter y la considera su mayor influencia. Sin ir más lejos, el propio título del disco, A social call, hace referencia al disco de Carter con el mismo título editado en 1955. Igual que aquel, este trabajo también está cargado de compromiso social y militancia reivindicativa ante las grandes injusticias contra el pueblo afroamericano y los inmigrantes latinos. En él, la cantante muestra su formación en los espirituales negros, además de influencias de sus antepasados africanos.

Horn se encuentra ya llamando a la puerta de la nueva generación de músicos que apuntan el camino hacia el futuro de jazz, sin perder en absoluto de vista el pasado, igual que Esperanza Spalding, Kamasi Washington, o Cecile McLorin Salvant. A social calll es un excelente disco de debut de esta cantante que dará mucho que hablar y celebrar.
Carlos Monje - Diariofolk